Cómo alegrar el encierro con plantas

En estos días tan difíciles de incertidumbre, de encierro comunitario tan obligatorio como voluntario en el que debemos pasar tantos días sin salir de casa, no podemos dejar que nos consuma la rutina pasiva, la soledad, la apatía… y la mejor forma que se me ocurre para combatir esta situación tan surrealista, -porque ni en las mejores películas de ciencia ficción se les ocurriría una pandemia así, en un mundo supuestamente tan avanzado y preparado como el que creíamos tener- es con plantas

Sí, somos naturaleza aunque lo olvidemos por vivir entre asfalto y ladrillos, y por eso es tan importante rodearnos de ella.

Con estos pequeños detalles, te aseguro que te sentirás muchísimo mejor.

Primero porque el rato que lo estés haciendo te sentirás bien, intenta no pensar en nada más que en lo que estás haciendo. Mira cada ramita, límpiala si hace falta, corta los tallos que sobren, huélela. Intenta concentrarte en ese instante, es importante que lo hagas.

Y si tienes niños muchísimo mejor¡¡ hazlo con ellos, que aprendan a sentir el contacto con las plantas, explícales para qué sirve cada una de ellas, te aseguro que les encantará participar contigo.

No te olvides de la música, es muy importante, pon música que te inspire, que os inspire a todos si lo haces con tus hijos, algo alegre, que os ponga las pilas y hazlo bailando si quieres, déjate llevar. No pasa nada, te sentirás bien, ya lo verás.

No tienes prisa, no vas a ninguna parte. Mentalízate que ese momento es para ti, o para compartir con tus hijos. Como cuando haces deporte (ahora lo harás en casa con tus hijos si tienes) no pienses en otra cosa, sólo en lo que estás haciendo, siente la música y deja que tu cuerpo se mueva, y durante esos diez minutos ese vínculo indisoluble con tu ser, tu naturaleza, conectará con tu consciencia y te sentirás parte de todo.

Hazlo por ejemplo con un simple vasito de agua y unas ramitas de perejil, romero o lo que pilles por casa.

Este lo hice con:

  • Ramitas de perejil
  • de laurel
  • olivo
  • romero

No hace falta tener de todo, puedes tener solo perejil, o romero o las dos cosas….da igual, lo importante es que lo hagas con lo que tengas.

Es tan sencillo como eso, te activará los sentidos, ya lo verás.

La vista y el olfato para empezar¡¡ el romero huele de maravilla y además, son plantas que se utilizarán para cocinar. La música el oído, el tacto, a tu cerebro llegarán todos estos estímulos tan positivos, casi olvidados por las carreras del día a día y tan necesarios.

Seguramente, hasta ahora no te lo habías planteado, pero puedes tener en el balcón de tu casa unas macetas o una jardinera con romero, laurel, perejil…son muy fáciles de cuidar, no necesitan más que sol y un poco de agua y de ahí podrás ir cortando ramitas para tener en tu cocina.

Si te gusta la idea y quieres que suba más ejemplos de cómo decorar tu casa con naturaleza, utilizando lo que todos tenemos o podemos tener en casa, dímelo en los comentarios, había pensado hacer un centro con las frutas que nos vamos a comer hoy, que os parece, lo hacemos?

Mucha paciencia y salud para todos.

Gracias infinitas a todos.


Deja un comentario :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.